No quiero recordarte y te apareces

y vuelves, y hasta insistes, y regresas.

Y te intento olvidar, y me atraviesas

una vez y otra vez de tantas veces.

 

Me niego a desearte y me apeteces

y siento que te acercas y me besas,

y pesa tu silencio y tú me pesas

y sin querer me naces y me creces.

 

Y te burlas de mí y hasta me pides

que te mire despacio y que no importa

lo que me duela amarte y desamarte.

 

Y no puedo hacer nada cuando incides

y pasas por mi lado. Quién soporta

ese dolor de no poder soñarte.

Anuncios

Acerca de Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

»

  1. vicentevives dice:

    Ese dolor ya es una costumbre, Beatriz. Gracias por pasarte.

    Me gusta

  2. ouch! cuando duele así duele el amor.

    Me gusta

  3. vicentevives dice:

    Y no amar, querida Mamen. No amar siempre es peor. Muchas gracias por pasar.

    Me gusta

  4. Cuánto duele el amor a veces! .. Muy lindos versos 😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s