Insistes en volver a mí. Regresas

hecha de tu osadía,

y por primera vez te vuelves mía,

me miras y me besas.

 

Y callo y me delata mi deseo

y respondo a tus ojos con los míos.

Hecho de escalofríos

a tientas te rodeo.

 

Porque el amor existe y sé que existe

al ver cómo me miras,

cómo te miro.

 

Y es ese amor que siento el que te embiste.

Y es ese amor tan mío al que tú aspiras.

Y es ese amor tan grande al que yo aspiro.

Anuncios

Acerca de Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s