El juego de la vida

Tiene razón la pena cuando arrasa

con esa vanidad hecha de incienso.

Cuando me piensa como yo la pienso

y me atraviesa y gime. Y me traspasa.

 

Tiene razón por mucho que la quiera

y aunque llore mi llanto y mi desgracia.

Tiene razón y hasta tendría gracia

si no fuera yo quien la padeciera.

 

Porque es ella y soy yo, somos nosotros

la amargura que asusta y que nos ciega,

el celo que nos hiela y nos abrasa.

 

Somos nosotros y no son los otros

con esos con los que la muerte juega

mientras la vida pasa. Y cómo pasa.

Anuncios

Publicado por Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

5 comentarios sobre “El juego de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: