El asco me convoca

una vez y otra vez hasta envolverme.

Me muerdo la verdad y me debato

entre el asco de mí y el asco de las horas.

 

Me desacierto y vuelvo a ser de asco,

de la basura que me desarraiga,

y vuelvo a ese dolor profundamente mío

que puede hasta escupirme en mil pedazos

del hombre que no soy aunque parezca.

 

Me convierto en el asco

que me produzco cuando me requiero,

y me doy hasta arcadas

cuando me miro al fondo

y miro lo que queda, y soy lo que me queda.

 

Me vomito y soy eso

que todo lo deshace y soy la bilis

amarillenta y ácida de un beso

con olor a podrido.

 

Ya ni siquiera espero

el milagro de estar, o hasta de convertirme

en un desecho seco y agrietado

de una mentira que nadie se cree.

 

Y vuelvo a ser del asco que me produce el asco

de mi propio desbarro y de mi penitencia.

Anuncios

Acerca de Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

»

  1. Tin dice:

    Muchas graciss, Poeta. Mil abrazos y mucha salud para ti y los tuyos. Y mucha poesía.

    Le gusta a 1 persona

  2. almerighi dice:

    ciao Vicente! Ne approfitto per farti i miei migliori auguri de Feliz Natividad

    Le gusta a 1 persona

  3. riol.angel dice:

    Siempre he pensado que para ser muy feliz has tenido que conocer la mierda y saborearla, no sé si me explico… Hay que palpar la podredumbre para degustar sin reparo los detalles maravillosos que tiene la vida…
    Muy bien expresado… Me gustó mucho

    Me gusta

  4. Tin dice:

    Muchas gracias, poeta. Hay veces que yodo cansa hasta el punto de asquear. Aún así la vida es maravillosa.

    Le gusta a 1 persona

  5. almerighi dice:

    Il disgusto mi convoca

    ancora e ancora fino a quando mi avvolgo.

    Mordo la verità e discuto

    tra il disgusto di me e il disgusto delle ore.

    Ho sbagliato e sono di nuovo disgustato,

    della spazzatura che mi sradica

    e ritorno a quel dolore profondamente mio

    che può persino sputare in mille pezzi

    dell’uomo che non sono, anche se sembra.

    Mi trasformo in disgusto

    che produco quando ho bisogno,

    e mi arrendo ai portici

    quando guardo in basso

    e guardo ciò che è rimasto, e io sono ciò che mi rimane.

    Io vomito e io sono quello

    che tutto annulla e sono bile

    giallastro e acido di un bacio

    con un odore marcio.

    Non aspetto nemmeno

    il miracolo di essere, o anche di diventare

    in un rifiuto secco e incrinato

    di una bugia che nessuno crede

    E di nuovo sono disgustato dal disgusto

    del mio squilibrio e della mia penitenza.

    Vicente sei un ottimo Poeta, un abbraccio pieno di stima e affetto dal tuo amico italiano. Flavio

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s