De tanta sed por beberte

 

Te miraba de lejos,

como un descuido inhabitado

en las dudas del amor.

 

Era el instante perfecto:

Estabas tú y nadie más.

Tal vez ese olor que te envolvía

con la pulcritud de la inocencia.

 

El tiempo como quieto

 – dormido, diría yo –

en la madreselva de tus labios.

Tus besos en stand-by

y mis horas deshojándose.

 

Los ojos larguísimos de la risa

y en tus ojos los recuerdos que tuve

cuando soñe enamorarme.

Mis caricias como esperando

en lo más profundo de tus raíces.

 

Y yo sediento de árboles…

sediento de otoños,

de tanta sed por beberte.

Anuncios

Publicado por Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

17 comentarios sobre “De tanta sed por beberte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: