Del perro y de la rabia.

Quisiera ser un perro,

ladrar, ladrarle a todo.

Ser sumiso, leal al hambre

sin esperar un gesto o la caricia

que ofrezco por un hueso.

 

Quisiera ser un perro

no importa de qué raza.

El vagabundo

acostumbrado al frío,

 que decidió vivir como viven los pájaros.

 

Morderle a todo

y no morderle a nada.

Ladrar, ladrar, ladrarle al mundo.

 

Quisiera ser mi Perro;

ese que empina la cabeza

y husmea cada rincón de vida

y cree ser el mejor y se conforma

con alargar las patas delanteras,

esperando y suplicando un poco

de las sobras de la mesa.

 

Quisiera ser un perro

de los que ladran a los gatos,

a los niños, a las mujeres, a los muertos.

A la pobreza.

De los que ladran al amor y después sueñan

con morderse la cola,

olvidando la razón por la que amaron.

 

Quisiera ser un perro,

solo un perro y un perro solo

vagabundeando por las esquinas

de los sitios más tristes,

sin saber que son las esquinas más tristes

de la tierra.

 

Quisiera ser el perro del hortelano,

que ni comía ni dejaba comer,

o el del poema de Neruda  

frotándose en sus rodillas

mientras esperaba la muerte

sin saber que no hay peor muerte

que la propia vida.

 

Quisiera ser un perro

y no morir de rabia, como lo hace el hombre.

 

Publicado por Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

32 comentarios sobre “Del perro y de la rabia.

  1. Eres un excelente poeta. Puedes hacer que las palabras se conviertan en un verdadero arte. Gracias por recordarnos esa valiosa lección de nuestros queridos amigos caninos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi piacerebbe essere un cane,
    abbaia, abbaia per tutto.
    Sii sottomesso, fedele alla fame
    senza aspettare un gesto o una carezza
    Soffri per un osso.

    Mi piacerebbe essere un cane
    Non importa quale razza.
    Il vagabondo
    usato per il freddo,
    a chi ha deciso di vivere come fanno gli uccelli.

    Mordere tutto
    e non mordere nulla.
    Corteccia, abbaio, abbaio al mondo.

    Mi piacerebbe essere il mio cane;
    quello che abbassa la testa
    e annusare ogni angolo della vita
    e crede di essere il migliore e si conforma
    con l’allungamento delle zampe anteriori,
    aspettando e implorando un po ‘
    degli avanzi dal tavolo.

    Mi piacerebbe essere un cane
    di quelli che abbaiano ai gatti,
    ai bambini, alle donne, ai morti.
    Alla povertà.
    Di quelli che abbaiano per amare e poi sognano
    con mordere la coda,
    dimenticando il motivo per cui hanno amato.

    Mi piacerebbe essere un cane,
    Solo un cane e un cane
    girovagare gli angoli
    dei luoghi più tristi,
    senza sapere che sono gli angoli più tristi
    della terra.

    Vorrei essere il cane del giardiniere,
    che non ha né mangiato né permesso di mangiare,
    o quello dei versi di Neruda
    sfregarsi sulle sue ginocchia
    mentre sto aspettando la morte
    senza sapere che non c’è morte peggiore
    della vita stessa.

    Mi piacerebbe essere un cane
    e non morire di rabbia, come fa l’uomo.

    Grandissima poesia, mio amico poeta, te la rubo per i Gioielli Rubati della prima domenica di marzo. Con immensa stima per il tuo notevole talento.

    Gran poesía, mi poeta amigo, la robo para las joyas de Rubati del primer domingo de marzo. Con inmensa estima por su notable talento.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Carmenchu. Sí es cierto. Después de leerlo esta mañana veinte veces…ya lo he arreglado. Siempre es un placer tenerte aquí y muchas gracias por tu apreciación.Mil besos, escritora.

    Me gusta

  4. Hola Vicente, el poema impacta al leerlo, es duro por los símiles que haces de la figura del perro y en los que te gustaría parecerte a éste.

    El poema refleja tristeza, desamparo, dolor etc.

    Redundas demasiado en la palabra perro, y se hace muy pesado al oído, creo que no cuidaste eso, si no que la sensación al leerlo es que el poema es puro desahogo e impulso en su forma de componerlo.

    Pero ya sabes, es solo mi opinión…

    Un abrazo cuídate y no ladres demasiado anda….

    Le gusta a 1 persona

  5. Y yooo Tin amo los gatos. Pero el poema vaya que es buenísimo. Y ese final de jaque mate que le diste. Muy muy buenoooo.
    Los perritos son muy fieles amigos. Y claro que aprendemos de ellos. Y de todos los animalitos.
    Un abrazo y un ladrido jajajaja! Besitosss.
    Excelente! Poeta.

    Le gusta a 1 persona

  6. La mía se llama kira. Bueno es de mi hija. Es una pequeñaj mezcla de chihuahua y noséque.
    Fue justo mirándola ayer cuando hice este poema, porque VI que su única preocupación es comer y recibir cariño. No envidia, ni recela, ni piensa más allá. Vive y deja vivir. Todo un aprendizaje para mí. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: