La caricia que guardo.

Tú, que me das la vida y que conoces

el tiempo que se mece por los hombros.

Tú, que fuiste capaz de amar a otros

y compartir el cielo con los hombres.

 

Tú que llegaste a mí sin un reproche

y que siempre me miras a los ojos,

que pueblas mis virtudes y a tu modo

transgredes el candor de mis pasiones.

 

Tú que mueves los hilos de mis manos

y me vuelves el loco que parezco

aunque sepa que nunca serás mía.

 

Por esta vez acércate a mis labios,

que en ellos guardo para ti un beso

tan dulce que parece una caricia.

Publicado por Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

11 comentarios sobre “La caricia que guardo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: