Hasta que Dios quiera

Sigo encerrado en mí como si fuera

toda la oscuridad que la luz siente;

oculto en la razón de esta quimera

que llora suplicándole a la muerte.

 

Sigo callando cada primavera

y cada olor a vida que me miente.

Y cada duda que al silencio espera

cuando me acuerdo de mi mala suerte.

 

Sigo porque seguir es lo que queda

y continuar, aunque no continúe

y solo sepa hacerlo a mi manera.

 

Ahora, hoy, mañana, hasta que pueda

o hasta que lo resista. O me derrumbe.

Sigo esperando hasta que Dios quiera.

Publicado por Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

10 comentarios sobre “Hasta que Dios quiera

  1. Uno espera y mientras, desespera… Tin, tu llevas mucho tiempo balanceándote entre ambos mundos sin desfallecer. Permanecer en equilibrio sobre esa linea tan delgada, es cosa de superhéroes… Y si además mientras lo haces, creas poesia, el mérito es enorme.
    Un abrazo igual para ti. Dios puede querer poner fin a esa espera… O quizá seas tú, cualquier día! Con una gran sonrisa de las que espantan incluso al diablo 😉❤️

    Me gusta

  2. Bravo… y me quedo corto… Me llevo el temblor de aquel alma que en tus versos se me aparece, para quizá, quién sabe, hacer de éste mi única compañía en estos tiempos de cólera que me acechan.

    Le gusta a 1 persona

  3. Qué tristes y bonitos versos, describes lo que es una depresión con las palabras precisas querido amigo.
    Solo quien lo ha pasado entiende bien todo eso.
    Me ha gustado mucho este poema.
    Un abrazo ⚘

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: