La vida que nos llora y que nos miente

Dejaré de mirarme y de mirarte el día que se nublen  los deseos, y volverás a ser eso que sabe a lo dulce y amargo de mis miedos. Me romperé  hasta poder odiarme como lo hago cuando no te quiero. Te olvidarás para intentar culparme de lo mucho que duele lo que siento. Seremos elSigue leyendo «La vida que nos llora y que nos miente»