La perfecta imperfección

Una dulzura insólita, las lágrimas
de la mujer que quiero y en sus brazos
la eternidad que busca Dios a solas
cuando crea el amor sobre la tarde.

El tiempo como muerto y desvalido
en la dorada cama de los sueños,
y una voz descreída por el pulso
del verso más callado de la tierra.

La mar que me persigue y me contiene
en los azules huecos de su cara. 
Y esa fragilidad que a todo escupe.

Es ella y es su nombre entre los nombres
un suspiro perfecto y misterioso
desde sus labios hasta mi afonía.

Pd: Muchas gracias, Julio Alonso.

Publicado por Tin

La poesía no es una opción es un vicio.

4 comentarios sobre “La perfecta imperfección

  1. Hermoso soneto blanco en el que destacan los veros sáficos con otros heroicos cortos y melódicos que hacen una lectura fluida y armoniosa. Excelente tratamiento del tema. Acentuación perfecta. Podrías revisar, aunque no sea imprescindible si te gusta así, el verso del primer terceto: Y de la mar esa fragilidad que escupe, ya que tiene 13 sílabas y falla la acentuación, además de repetirse el vocablo «mar». Yo le daría una vuelta, porque el soneto lo merece.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: