Por nacerme entre sus ansias; mil veces, una y mil veces

Y mil veces la reclamo llorándome entre sus días, y mil veces, mil, mil veces, me busco sin presentirme; y mil veces soy de espejo, y mil veces puedo herirme, mil veces sobre mil veces sus lágrimas hago mías. Hago viento de sus labios, mil veces, mil elegías; Hago escarcha de mis sueños, y sueño queSigue leyendo «Por nacerme entre sus ansias; mil veces, una y mil veces»

Dejó su huella en mis labios, y en mis labios su agonía

Dejó su huella en mis labios, y en mis labios su agonía la piel de su voz helada sobre el hueco del pasado, una caricia y un verso, y otro verso a cada lado en mis manos su belleza suspiraba todavía. Una rosa era su aliento y otra rosa amanecía sobre el azul transparente deSigue leyendo «Dejó su huella en mis labios, y en mis labios su agonía»

Contigo, de tus ojos y en tus ojos volvamos.

Revives, como siempre, cuando la noche inflama la voz de tu silencio deshilando recuerdos. Las manos se hacen agua, agua se hacen los labios con el sabor del agua, porque en el agua existes.   Renaces , simplemente, como renace el viento sobre las tempestades de luces y de sombras; y habitas en nosotros, habitasSigue leyendo «Contigo, de tus ojos y en tus ojos volvamos.»