Acostumbrado

He nacido con la tara de temblar como las hienas y tiemblo sin tiempo apenas de mirarme cara a cara. Me tiemblo como si odiara la tristeza de mi sombra y tiemblo si algo me nombra con la voz de Dios y el hombre. Ni el apellido ni el nombre nada en mi temblor me […]

Añoranzas

Rozando el nuevo día, paladeo el sabor del jazmín en mi ventana; las alas de un gorrión hacen la brisa, de la mañana. Un sorbo de calor besa mi boca una luz misteriosa, casi pura me mira fingidora entre los ojos, con su locura. Crecen sobre las flores cien abejas y cien árboles altos y frondosos […]