De la perfecta maternidad ( Dedicada a alguien muy especial)

Sonríes absolutamente perfecta, dejándote la piel y la memoria en cada abrazo. Y vuelcas tus caricias como una madre que sabe que es madre por derecho.   Eres madre, porque para ser madre no hace falta parir como lo hacen las otras; sobra con querer como tú quieres, mirándola como se mira a Dios enSigue leyendo “De la perfecta maternidad ( Dedicada a alguien muy especial)”

De pequeñas inquietudes y otras cosas.

Me mudo cada vez más, desde el primer suspiro al último y desde todas las esquinas que me quedan.   Parto de mí y de todo en silencio, con la voz hecha pedazos y un muro de desarraigos en los ojos del olvido.   Dejo de existir por completo y callo como lo hago siempre,Sigue leyendo “De pequeñas inquietudes y otras cosas.”